¡¡¡ MANADAAAAAAAA !!! 

¿Descansaron? Esperamos que sí, por que este año se viene con TODO.

Volvemos... Sábado 23 de Marzo, 15hs. todo el mundo con el uniforme para la apertura de este ¡¡¡2013!!!

Todos los padres están absolutamente invitados, acuérdense que está el sketch de los dirigentes que dará a conocer el staff de este año.... uffff, cuántos cambios.... les decimos uno....mmh, no, mejor no.

ATENCIÓN: Los lobatos y lobeznas que pasen a la unidad, deben estar a las 13:30hs. para una ceremonia interna solo para ellos. Los demás sí a las 15hs. 

Nos vemos ahí... ya falta muy poco!

CONSEJO DE MANADA INTREPIDOS





Escuchá TODO el disco... acá. !!!

ignotoacustico!!

Los invitamos a la presentación de nuestra formación acústica... con nuevos sonidos y nuevas canciones, no se lo pierdan!!!
Empanadas al horno de barro y mucho arte dando vueltas, realmente un lugar para conocer.Una noche para compartir música en un concierto initmísimo, los esperamos!

Jueves 7 de Julio...en el club de los Jueves!


Amigos/as !!

Volvemos a encontrarnos en el Club de los Jueves !! (Meeks 1359 Temperley)

Un lugar con buena onda para pasar una noche de Jueves distinta...

... vamos a repasar los temas de siempre y alguna que otra sorpresa, un concierto en casa.


no se lo pierdan!!

ignoto.

Las crónicas de Ana... Qué se respiró en el aire del Espacio Cultural Nuestros Hijos

Bajo del 130 en Ramallo y Libertador a eso de las siete de la tarde. Camino hasta la esquina, y miro. Figurita repetida de diarios, de libros de historia, del inconsciente colectivo… Pero, admito que estar parada frente a las cuatro columnas blancas, se siente distinto.

Me quedo tildada un rato, recorriendo el edificio con la mirada, pasando por las rejas, llenas de figuras humanas, de nombres, de fotos, decir que de ausencias quizás también sea acertado.

Doblo para la derecha (cuac) y camino hasta una puerta. Pregunto y me dicen que ese es el “Centro Cultural de la Memoria Haroldo Conti”, que el “ECuNHi” está doscientos metros para la izquierda. Salgo, camino, hasta que encuentro el cartel de las Madres anunciándome que, esta vez, estaba en el lugar correcto.

Entro, saludo a la gente de la garita, y camino. A lo lejos veo la camioneta de Tomi, estacionada frente a un edificio del cual sale mucha luz. Recorro esos metros con una sensación de “Cementerio de la Chacarita” adentro. Y esta vez no es metafórico, sino que realmente esas calles rodeadas de edificios oscuros me remiten a eso.

Llego al “Espacio Cultural Nuestros Hijos” propiamente dicho, en la puerta pregunto por los chicos, y me llevan hasta… ¿qué es? ¿un gimnasio? ¿una pileta? ¿un taller? Nunca lo sabremos. Me acerco al escenario (el cual es bastante más grande de lo que imaginaba), acaban de terminar la prueba de sonido, saludo y les doy un (mini) regalo. Tomi me muestra que tienen camerino con su nombre y todo. Dejo mis bártulos y salgo a recorrer.

En una escalera grande frente al escenario está pintado en los escalones “El Eternauta”, la iluminación lo resalta de una manera increíble. Llegan las otras bandas, van a empezar a probar sonido ellos, así que nos vamos a dar una vuelta por la muestra que hay en el hall central, la cual se titula “Monsters”. No nos demoramos tanto en dar la vuelta, soy honesta. Fácil distracción. Así que volvemos a las escaleras.

Esperar, esperar, esperar. Empiezan a armar el espacio, ponen las sillas, acomodan la cámara. Algunas personas llegan, familiares y desconocidos. El detalle característico de ese lugar, es el frío. Menos mal que traje guantes y gorro.

Arranca la noche con Pablo Di Nardo, un ruloso frente a un piano. Sólo él, su guitarra, su mencionado piano, y su voz. Sus temas me confunden un poco, especialmente uno llamado “El manto de la Virgen”, pero eso no quita la buena onda que transmite.

Me llega un mensaje: Basiga y Angie fueron papás, Ema nació. Pienso en la suerte que tiene, de poder quedarse en brazos de su mamá y su papá, no como tantos otros.

Para el final, Pablo llama a unos invitados. Empieza su último tema diciendo “Bretel, tengo ganas de nombrarte hoy”… Llega el estribillo "Que no me falte corazón, que no me sobre la razón, que las palabras sean claras”, y me compra.

Termina, agradece, desarme.

Inmediatamente, los cuatro ignotos que tenía a mi lado empiezan una reunión de consorcio a la cual se le suman invitados especiales. Ellos se entienden, yo mientras tanto, vuelo por ahí.

El escenario se ilumina otra vez, y llega Jhanniel, con campera de cuero y anteojos de sol. Mezcla rara de penúltimo linyera y de primer polizón en el viaje a Venus, eso me genera. O quizás, mezcla rara de Emmanuel Horvilleur, Gustavo Cerati, y Leo García, como dicen por ahí. Se escuchan algunos comentarios con respecto al pasado de Tomi, las reuniones de consorcio siguen sucediéndose constantemente, hasta que se paran y se van. Su turno se aproxima me imagino.

Termina, agradece, desarme.

Qué alegría verlos ahí arriba, hace mucho frío, y ya no tengo más cosas para abrigarme.

Arrancan con “Cantar por cantar”, los cuatro con saco para variar. Algunos se quedan, otros se van, los que estamos, la pasamos bien. Siguen con “Abre hoy”. Terminan, saludan, se presentan.

Si bien no estoy capacitada para responder la pregunta “¿Cómo sonaron?” mi poco sabio oído puede entender que está sonando todo muy bien. En eso empieza “Hoy sana” y vuelvo a pensar en Ema, vuelvo a pensar en todos esos nietos, y me siento chiquita, me siento inútil, me siento un poco perdida. Mi concentración no existe, voy y vengo constantemente, de escucharlos, a escucharme, a escuchar historias, a escucharlo a él.

Suena “Podés”, y acto seguido, nos invitan a “dar una vuelta en bicicleta”. Es gracioso verlos de a ratos soplarse las manos, por más que estén en movimiento, el frío no es selectivo y nos ataca a todos. Los registros se exceden esta noche, hay fotos, filmaciones, yo escribiendo, paredes grabando… Siempre lo supe, no iba a ser igual a los demás.

Llega el último tema, “Mateando penas”, ¡mi reino por un mate!, me vienen las ganas de bailar, los veo a ellos disfrutar, y más ganas me dan. Gonzalo se da vuelta, le dicen que un tema más. Las fans enardecidas gritan en simultáneo “¡Chicos una más!”, “¡Vámonos!”, y claramente, con ese tema se despiden.

Y termina nomás, y yo no puedo dejar de pensar, de la misma manera en que lo hice desde que entré, qué loco que en ese lugar la música solía servir para tapar gritos.

ignoto en EcuNHi !!


Hola amigos/as !!!

Les contamos que el Jueves 9 de Junio nos vamos para el Centro cultural "Nuestros hijos" (ex- ESMA) a compartir un poco de lo que hacemos junto a Jhanniel y Pablo Di nardo. La cita es a las 20hs.

Como dijo nuestra cronista... "Un honor que su (nuestra) música suene entre esas paredes".

Los esperamos!!

ignoto.



Crónicas de un ensayo... (La escritora, la sala y los cuatro mosqueteros)

Después de varias cancelaciones (por parte de ambos lados) encontramos una fecha. 31 de marzo es hoy, día de calor, pesado, día que trae aparejadas altas probabilidades de desmayos. El Uno parece que no funciona, algo pasó con el embrague, así que vamos todos en la camioneta. Tomi al volante, yo de copilota, Esteban, Gonzalo y Sebi atrás. Aún más atrás, los instrumentos.

Llegamos con cinco minutos de retraso a la sala. Un pasillo largo nos recibe. No entiendo la dinámica del lugar, incluso pregunto si aparte funciona como bar. Sepan disculpar, es la primera vez que vengo, quién sabe, quizás también la última.

Finalmente, entramos a la habitación amarilla que alberga a estos jóvenes por las noches, y hoy, a mi también. El color me envuelve, me gusta. Mi amiga Muri me dijo que trae concentración.

Se van acomodando, armando, incluso yo despliego mi trípode. ¿17 años? casi legal, que no panda el cúnico, el transformador está en el bolso, me piden que anote “Ehh”, Tomi arma su nuevo grabador… cuántos registros esta noche, escrito, fotos, audio…

En este lugar escasean las sillas, qué bueno que me guste más el piso, espero Esteban opine lo mismo, porque llegó tarde a la repartición y le toca estar parado. Prometo que si vuelvo alguna vez, le traigo un banquito plegable. Volviendo a mi lugar, junto a la puerta, bajo el cuadro, todo parece estar muy bien, salvo porque Gonzalo se para cada dos por tres a girar perillitas, y ahí estoy yo, a mitad de camino.

Entonces, desde la perspectiva de mi rincón, a mi derecha tenemos a Sebi de verde, a mi izquierda, Gonzalo de verde también, pasándolo llega Esteban de naranja, y al fondo y en frente, Tomi de celeste. Hay un desorden importante que ellos parecen entender. Si tuviera que pasar entre medio de los cables y los pies, lo más factible sería que tirara todo, o incluso, que me tropezara y el piso fuera mi destino.

A ver, definamos quién escucha qué, porque sino, no avanzamos. No es que quiera escuchar la guitarra, la ve e imagina cómo suena. Bueno, a ver, subí acá, bajá allá. Frases como estas se repiten, y para mi no es más que chino básico, no están claros los acordes, hay que ver la melodía exactamente.

Convengamos que no esperaba algo distinto a lo que encuentro. Esta sensación de a ratos de fogón, otra de profesionalismo, otras de simple diversión, de ganas de compartir. Me cuelgo a veces, no sé de música ni un poco, así que cuando las discusiones sobre Fa Sostenido se dan, yo vuelo a otro lugar, como el de las pequeñas cosas que me encantan, como los cuatro vasos de plástico de colores, (Tomi se inquieta porque los apoya sobre el piano), ¿qué número era el jardín?, los chistes del farmacéutico, verme reflejada en la batería, que por dos horas no suenen celulares, los pies que se mueven al compás de la música (ya no hay bota ortopédica, hay zapatillas marrones), la búsqueda del perfeccionamiento, para ellos, para los demás, incontables las veces que escuché la palabra “credulidad”.

De a ratos me encuentro un poco, escucho cosas que ya conozco, otras me sorprendo, me imagino escuchando alguno de estos temas en vivo, la dinámica cambia constantemente. Pueden estar hablando de cualquier cosa, riéndose, hasta que llega el 1, 2, 3, va y arrancan. A menos que Sebi se tiente y cante a medias.

El tiempo pasa, los ojos se empiezan a entrecerrar, el reloj está próximo a dar las 12, y de ese modo, el carruaje se convierte en calabaza. ¿Esteban te cansaste? Te pasaste al bando de los del suelo. Ahora que lo pienso, siento la música a través de la madera también.

El quinto integrante volvió, por qué será que los quiere tanto. No saben bien de dónde viene, pero que se lo escucha, se lo escucha. A ver, probemos, ¿cuál es el micrófono que acopla?

Avisan que ya está llegando el final, un tema queda ¿cuál? Un poco de Smoke on the water y después, es el turno de “Mateando penas”, para variar, me dan ganas de bailar.

Como en el jardín, a guardar a guardar, cada cosa en su lugar. Tomi saca su agenda ¿qué profesor le recomiendan? Les entrego a Benedetti.

Pasillo otra vez.

Camioneta otra vez.

Tiempo de arrancar. Empiecen a conseguir fechas. La gente los quiere escuchar.

Anita Novatti.


ignoto en la apertura de "El club de los Jueves"

Y si...

Después de abrir nuestro año con el semi-eléctrico improvisado en El Parque Finky, nos vamos a "abrir" otra cosa...


APERTURA DE "EL CLUB DE LOS JUEVES" (Ex- Gino´s - Meeks 1395)
JUEVES 28 DE ABRIL, A LAS 21:30HS.

Los esperamos, lindo lugar con buena onda para empezar el fin de semana...

Nos vemos!
ignoto.

Tarde dominguera, todos a finky!!

ignoto en elepe!!

La historia de cómo se grabó "Cantar por cantar", contada por sus protagonistas en el emblemático programa de TV. Una joya para la videoteca.

entre fotos y conciertos...